Conexiones Cerebrales del Infante 

Alfabetizacion en la Crianza de Infantes

Una Guia para Parientes y Proveedores de Cuidado Infantil

Estimados padres de familia,
A partir del momento en que nace su precioso niño, usted es el primer maestro de su bebé.  Las investigaciones más recientes demuestran que el 1er año de vida es un período crítico en el desarrollo de  los infantes cuando los ayudamos a enterarse del lenguaje. El cerebro de su bebé se está desarrollando rápidamente. Su cerebro está haciendo muchas conexiones a medida que él o ella aprende sobre su mundo. Cada vez que usted le habla, lo toca, lo acurruca o abraza, le canta, o lee, usted lo está ayudando en el desarrollo de su cerebro. ¿Esto le sorprende? Es un hecho.  Aunque él o ella no pueda entender las palabras, su bebé comenzará lentamente a hacer conexiones entre las palabras y sus significados.


Hacia el final del 1er año los bebés comienzan a utilizar algunas palabras.  El tiempo que usted ha pasado con su bebe hablándole, jugando e interactuando, y leyéndole proporcionará una fundación fuerte para que aprenda hablar y después para que aprenda nuevas palabras a medida que crece. Estas habilidades prepararán mejor a su niño para futuros éxitos en el aprendizaje en programas pre-escolares y en jardín de infancia.  Incluso hay evidencia que el hablar con los bebés en el 1er año puede ayudarles a ser mejores aprendices a través de los grados primarios y ayudarles hasta mucho mas tarde en sus vidas.


Algunos padres pueden sentirse inseguros en qué hacer con esta información.  Otros pueden estar en búsqueda de ideas y de más ayuda.  ¿Cómo puede usted, como padre, mejor asistir en el desarrollo del cerebro de su bebé durante el 1er año?  Para ayudarles, se ha creado una Guía para Padres. Todas las ideas y actividades en la guía han sido desarrolladas por especialistas en el desarrollo del niño y luego probadas y evaluadas por padres. No hay nada aquí que usted no pueda hacer. Usted es el 1er maestro de su niño, y probablemente el más importante.  ¡Goce con enseñarle a su bebé -- todas las actividades de aprendizaje son fáciles, divertidas y gratis!
Inspeccione el sitio Web: www.babybrainconnection.org: Guía para Padres en el 1er año. Mira los cortos videos y consiga muchas más ideas y obtenga sugerencias de actividades sobre cómo hablar, jugar, interactuar, y leer con sus bebés.  Toda la información es gratis y puede ser leída, copiada, o descargada.


Ejemplos de Actividades

Hablando
Siga hablando: Charle con su infante sobre todo lo que está haciendo cuando están juntos. “Te estoy llevando a la cocina.” “Ahora te estoy cambiando el pañal.” Háblele sobre lo qué están haciendo, lo que van a hacer y de lo que ve su niño. Hable con su bebé durante todo el día, señale las cosas que mira y nómbrelas.  Los niños 1) se acostumbran al sonido y los patrones del lenguaje y 2) aprenden más palabras….cuando usted alimenta, juega, viste, baña, toma caminatas, va a los almacenes, y visita a sus amigos.  Usted también puede hablarle mientras que juegan y leen.
Balbuceo (Baby Talk): Los bebés responden cuando uno les habla en un sonido agudo, lentamente, y con expresión. Hable lentamente y utilice una voz juguetona, cariñosa, estirando las palabras con tono de voz más alta  pero no necesariamente con mas volumen. Cuando usted le habla en este lenguaje “de pariente,” sostenga a su bebé cerca a su cara y mire directamente en sus ojos.  Dígale cosas como, “tú eres un bebé especial.” “Mira estos diez deditos y deditos del pie.” De vez en cuando, varíe el sonido de su voz: alto, bajo, cantadito, suavecito.
Cara de Bebe: Mírale directo a la cara de su bebé cuando usted le está hablando. Sea expresivo: sonría y haga caras divertidas. Otra actividad es señalar a cada parte de la cara de su niño, comentándole sobre cada una de ellas, (“tu nariz te ayuda a respirar,” etc.)
Repitiendo sonidos y palabras:  Típicamente los infantes responden a los sonidos repetidos.  También repiten los sonidos iniciales en cualquier lenguaje. Así que, mientras que lo está meciendo o acurrucando, repita las mismas sílabas repetidamente… “Ma Má, Pa Pá.”  También, entre los 3 a 6 meses, los bebés empezarán a hacer sonidos que usted también puede repetir. Más adelante, estos sonidos simples empezarán a formar palabras.  Cuanto más que usted repite los sonidos de su bebé, mas se animará él/ella a hacer más sonidos.

Jugando e Interactuando
Animales de la granja: Los niños aprenden conceptos del lenguaje a través de juegos. Los infantes parecen estar fascinados con los animales en libros y cuando los ven.  (Los juguetes, los cuadros en libros, o las fotos de animales granjeros pueden imprimirse en la computadora.) Introduzca a su infante las figuras de animales de campo. Demuestrale cada animal a su infante. Nombre el animal y haga el sonido de cada uno.
Movimientos del infante:  Cuando están despiertos, los infantes parecen estar en constante movimiento.  Ponga a su infante sobre una manta en el piso. Observe cómo su infante se mueve. Charle con su infante sobre los movimientos que hace; ejemplo, “estás moviendo tus piernas.”
Ritmo: Cuando un bebé responde a lo que ve y los sonidos, anime el movimiento de sus piernas, brazos, o cabeza mientras que la apoya. Usted puede también puede moverle los brazos y las piernas en movimientos más grandes incluyendo cruzándolos sobre el cuerpo.  Se cree que las actividades con movimiento lanzan los neurotransmisores en el cerebro que activan memoria.

Movimientos en reflejo: A los niños les encanta imitar. Siéntese en el piso con su niño en su regazo delante de un espejo grande. Haga los movimientos y vea si su niño “lo refleja”. Levante sus brazos, toque su nariz, rásquele el pelo, y acaricie a su panza. Repita esta actividad en el futuro. Variación: Siéntese en frente de su niño mientras usted hace los divertidos movimientos.

La lectura  (Su biblioteca es un gran recurso para los libros gratis.)
Comience a leerle a los niños desde temprana edad: Las rimas y las canciones de Mamá Oca o Mamá Ganso u otras similares estimulan el uso del lenguaje y el escuchar.
Libros ilustrados: Seleccione libros con oraciones cortas e ilustraciones simples. Los libros con ilustraciones audazmente coloreados y con palabras simples despiertan la curiosidad y el sentido visual de los niños.
Seleccione temas agradables para bebés: Elija libros sobre animales, de las rutinas diarias (hora de ir a la cama, vistiéndose) de alimentos o los libros con muchas ilustraciones simples, brillantes y pocas palabras. Háblele de lo que usted ve en cada página y no se preocupe por seguir la historia escrita.
Haga una actividad diaria de la lectura en voz alta: La lectura en voz alta es una de las mejores actividades para estimular el lenguaje y habilidades cognoscitivas; también construye la motivación, la curiosidad, y la memoria.
Vea, toque, y sienta: La investigación demuestra que las áreas del cerebro que controlan la visión y la integración sensorial son las primeras en desarrollar. Así que, a principios busque libros que tengan piel y otras texturas, con colores brillantes, o los que chirríen, se arrugan, crujen, o hacen música.
Los libros saben bien: Los infantes exploran con sus bocas - está bien que un niño sostenga el libro y que se lo ponga en la boca. Un libro se convierte en un objeto diario con el que juega cómodamente con y no un objeto limitado.